La ordenación de las mujeres: Apremiante Llamamiento de un Líder de la Iglesia

by Pastor Louis Torres D.Min | 24 Jun 2015

Mr_and_Mrs Louis Torres

Mi nombre es Luis Torres, presidente de la Misión de Guam-Micronesia. Mi esposa y yo hemos servido a esta iglesia desde 1972. Ella es una Adventista de quinta generación y yo soy un Adventista de primera generación. Yo he servido como pastor, evangelista y administrador de la iglesia. De todos los problemas que hemos visto ir y venir a lo largo de nuestro recorrido en la iglesia, ninguno ha sido tan lleno de pasión como este tema de la ordenación de la mujer. Mi esposa Carol y yo hemos entrenado a cientos de mujeres en la ganancia de almas y creemos que ellas juegan un papel importante en la terminación de la obra de Dios. Conocemos a personas a quienes amamos que están en uno o en otro lado de la controversia. Desde nuestro punto de vista, y podemos estar equivocados, creemos que va a haber una fragmentación de la iglesia, no importando qué dirección tome este asunto. Sin embargo, si esto sucede, creemos que el Señor preferiría que esto ocurra debido a una postura bien clara en las Escrituras. Aquí presentamos la razón por la cual la Iglesia es libre de actuar únicamente en sumisión a la Sagradas Escrituras. La ordenación de las mujeres – Apremiante Llamamiento de un Líder de la Iglesia www.louistorres.info  1

1. Un Asunto de la Biblia.

Dado a que la cuestión de la ordenación de las mujeres se ocupa tanto de la ordenación como del ministerio en la iglesia de Dios, por lo tanto el único lugar para encontrar una solución correcta debe ser la Biblia. La naturaleza espiritual de la iglesia nos dicta que la razón fundamental de una solución correcta debe ser también de carácter espiritual. La Iglesia ASD acepta que la Biblia es totalmente inspirada (2 Timoteo 3: 15-17). Amalgamar sus verdades con la filosofía o las costumbres humanas es hacer una mezcla eternalmente mortal. Consulte el artículo La inspiración de la Biblia en www.louistorres.info. Vea también: La inspiración de la Biblia en las 28 Creencias Fundamentales.

2. La cuestión de liderazgo.

Aquí está la razón por la cual se le dio a Adán el papel de liderazgo cuando a él y su esposa “les fue dado dominio”. Aquellos que han desafiado muy recientemente el liderazgo obvio de Adán lo han hecho así porque es en este punto que Pablo conecta el liderazgo masculino para el hogar y la iglesia ( 1 Timoteo 2: 11-15, 3: 1-7; 2Timothy 2: 2). Este intento desesperado por desestimar lo obvio es refutado por los 10 Mandamientos. Lo que muchos no han notado es que estos mandatos dados por Dios para la raza humana fueron dirigidos a los hombres que iban a enseñar a sus familias. El segundo mandamiento apunta a la “maldad de los padres, hasta la tercera y cuarta generación” (Éxodo 20: 5). Observa que no se hace mención de las madres. El cuarto mandamiento se dirige también al jefe o líder de la casa. El sábado y el matrimonio son las dos únicas instituciones que aún están con nosotros desde la creación. Cristo instituyó ambas! Y aunque las mujeres se incluyen bajo el término “tú”, los hombres son los principales objetos del mandato, debido a su función de líder instructor. ¿Qué fue exactamente lo que Pablo refleja en sus escritos? Porque el consejo de Dios acerca de los “hijos e hijas” fue siempre dirigido a los varones. (29 veces en 28 versículos los “hijos e hijas” son mencionados en la Biblia, y todos excepto dos son relativos a nacer al género masculino, Génesis 5: 4-30; 11:25; 1 Crón. 14: 3; Jer 29: 6). Dado a que las mujeres se consideran estar bajo la tutela del hombre (Génesis 3:16), entonces ellas fueron incluidas. El décimo mandamiento también es dirigido al varón. “No codiciarás la mujer de tu prójimo … ni nada que sea de tu prójimo” (Éxodo 20:17). Rechazar el liderazgo del varón es rechazar el orden divino de Dios, un concepto que es de mal gusto en esta generación permisiva. Incluso cuando se trata del honor de los padres, también el padre es mencionado primero, y luego la madre. Aquí, en el quinto mandamiento, Cristo manda a los hijos a honrar la unidad familiar y al orden familiar. Pon a un lado el liderazgo varonil y tendrás que volver a escribir los Mandamientos. Es claro que los varones (ancianos) fueron tenidos por responsables de la seguridad espiritual de la familia la cual queda demostrado por el mandato que se les dio de colocar la sangre en el “dintel y los dos postes” (Éxodo 12:21, 22), durante la Pascua. Cristo confirmó el liderazgo de Adán, cuando él se convirtió en el segundo Adán y no en la segunda Eva, a pesar de que Eva pecó primero! Lo que tenía que ser redimido era no sólo a los pecadores, sino también el rol de liderazgo de Adán. Satanás no ganó el dominio del mundo, hasta que hizo caer a Adán. Cristo en el Calvario restauró todo eso y más. La ordenación de las mujeres – Apremiante Llamamiento de un Líder de la Iglesia www.louistorres.info  2

3. Micro manejo y la libertad individual:

Aquí está la razón por la cual la “forma más alta de la libertad” contiene límites. Jesús dijo: “Me complazco en hacer tu voluntad, Dios mío; Y tu ley está en mi corazón” (Sal. 40: 8). Al Israel liberado de la esclavitud, Dios le dio estructura y orden a través de Moisés. El consejo de Jetro a Moisés añadió más detalle y más unidad a la estructura, no menos! Porqué? El detalle y la estructura adicional hicieron a la unidad más segura. Los nuevos líderes de decenas, cientos y miles no eran libres de hacer lo que ellos quisieran, sino que tenían que enseñar el juicio conforme a las leyes dadas a Moisés en el Sinaí. ¿Cómo puede uno utilizar a Jethro como argumento para dejar que cada uno haga lo que quiera es “notable”. Para enseñar a mi hija a conducir una bicicleta, yo tenía que manejar hasta que estaba seguro de que ella podía montar la bicicleta por su propia cuenta con seguridad. El hecho de que ella pudiera conducir su bicicleta no significaba que ella era libre de ir a donde quisiera, y cuando ella quisiera. Cristo creó esta tierra y lo confió a la administración de Adán (Génesis 1: 26-28) bajo su dirección divina. El Señor nunca ha dejado de dar instrucciones y orientaciones a Su Iglesia. Es por eso que existen los profetas y los apóstoles. Pero de ninguna manera ha parado el Señor de conducirla. Aunque él no le quita al hombre la libertad de elección, eso no significa que él ha dejado de conducir. Los Adventistas no son deístas. “Al igual que los ángeles, los moradores del Edén habían sido puestos bajo libertad condicional; su estado de felicidad podía ser retenido sólo con la condición de la fidelidad a la ley del Creador. Ellos podían obedecer y vivir, o desobedecer y perecer. “{CC 15.3}. La frase “libertad condicional” significa el proceso o período de prueba o la observación del carácter o las habilidades de una persona en cierto papel, supervisado por alguien. Después de la caída de Adán demanda más supervisión que antes de su caída. La libertad de elección en el reino de Dios tiene restricciones positivas. Conformidad voluntaria y obediencia a la voluntad revelada de Dios es verdadera libertad. Esto se debe a que los mandamientos de Dios son vida. (Romanos 7:10) Sin ellos hay muerte y en la muerte no hay libertad. “Nuestro Dios es un Dios de orden, y él desea que sus hijos tengan la voluntad de llevarse a si mismos al orden y bajo su disciplina.” CG, p. 112. Libertad no significa permisividad. “Pues este es el amor de Dios, que guardemos sus mandamientos; y sus mandamientos no son gravosos” (1 Juan 5: 3).

4. La Iglesia de Hechos Resolvió Problemas:

El Concilio de Jerusalén estaba bajo la inspiración divina, no bajo el mero razonamiento humano. “Ahora los apóstoles y los ancianos se reunieron para considerar este asunto” (Hechos 15: 6). Fueron los apóstoles inspirados o simplemente operaron bajo su propio razonamiento? El asunto de la salvación a través de Cristo ya había sido resuelto (Hechos 4:12). Sin embargo, “algunos hombres” en ciertos grupos de la iglesia estaban agitando al pueblo con falsas enseñanzas que causaban grupos disidentes. La unidad de la iglesia estaba en peligro. Ahora tenía que resolverse formalmente. Y así fue. La circuncisión, junto con las prácticas del templo terrenal, iba a ser reemplazado por el santuario celestial y el Evangelio. La voz de Dios había hablado a través de la reunión unida de todos los representantes de las iglesias, resultando La ordenación de las mujeres – Apremiante Llamamiento de un Líder de la Iglesia www.louistorres.info  3 en una comprensión unificada del Evangelio y sus requisitos. Nuestra iglesia ha resuelto ya este asunto de la ordenación de las mujeres. Al igual que en el Concilio de Jerusalén, la voz de Dios ya ha hablado dos veces. Sin embargo, “algunas” voces continúan todavía trayendo desunión.

5. Una forma representativa de gobierno de la iglesia todavía

está bajo el control de la dirección Divina: Es cierto que algunas clases de acciones adoptadas por la Iglesia sobre cuestiones tales como cuándo llevar a cabo un Congreso para elegir oficiales o cuánto se debe pagar a los trabajadores o cómo sostener legalmente una propiedad de la iglesia o de otras mil cosas no se tiene un Divino “así dice el Señor” en la Escritura. La Iglesia ora y piensa y utiliza el sentido común en estos asuntos. Pero un “gobierno eclesiástico representativo” aún está bajo la autoridad de las Escrituras. Ni siquiera la Conferencia General tiene derecho a eliminar o ajustar las Sagradas Escrituras. “Dios ha investido a su iglesia con una autoridad especial y con poder, que nadie tiene justificación en desatender y despreciar; porque el que lo hace desprecia la voz de Dios. Aquellos que se inclinan a considerar su juicio individual como supremo están en grave peligro. “ChL 9.2. Dios ha conferido el mayor poder bajo el cielo sobre su iglesia. Es la voz de Dios en su pueblo unido la que ha de ser respetada en su capacidad de iglesia “. CCh 241.

6. Control de la Iglesia: Velar por la verdad no es control de la

Iglesia, sino su deber. La iglesia ha sido investida con el deber de custodiar las verdades bíblicas. “La iglesia del Dios viviente, [es] la columna y baluarte de la verdad” (1 Tim. 3:15). Los que están en desobediencia o con una supuesta nueva luz consideran la autoridad de la iglesia como intrusiva y papismo restrictivo. Recuerda el consejo de Jesús a la iglesia en Mateo 18: 15-17. En la iglesia de Dios nadie tiene libertad sin restricciones para hacer lo que a él o a ella le plazca. Lea el consejo inspirado de Pablo a las iglesias. Vea 1 Corintios 5: 11-13; 14: 28-35, 40; 1 Tes. 5:12; 2 Tes. 3: 6, 7; He. 13: 7, 17. Limitar a alguien para que no sobrepase los límites de las funciones ordenadas por Dios está dentro de la responsabilidad de la iglesia. Eso se aplica tanto a los hombres como a las mujeres. “Dios es un Dios de orden. Todo lo que está relacionado con el cielo está en perfecto orden; el sometimiento y la disciplina minuciosa marcan los movimientos de la hueste angélica. El éxito sólo puede asistir al orden y la acción armoniosa. Dios exige orden y sistema en su obra ahora de ninguna manera inferior que en los días de Israel. “ChS 73.

7. Solicitud de “variación” del cuerpo general:

Un estado de cosas en el Antiguo Testamento revela una condición que está siendo sugerido hoy como una solución. “Pero cada uno hacía lo que bien le parecía” (Jueces 21:25). Fue Dios quien dirigió a esta iglesia a una forma representativa de gobierno. Permitir que cada división tenga su propia forma de hacer las cosas es crear un sistema congregacionalista de gobierno eclesiástico. “Al revisar nuestra historia pasada, después de haber recorrido sobre cada paso de avance hasta La ordenación de las mujeres – Apremiante Llamamiento de un Líder de la Iglesia www.louistorres.info  4 nuestra situación actual puedo decir, ¡Alabado sea Dios! Como yo veo lo que Dios ha hecho, me llena de asombro, y de confianza en Cristo como líder. No tenemos nada que temer del futuro, excepto que olvidemos la manera en que el Señor nos ha conducido, y sus enseñanzas en nuestra historia pasada”{CET 204.1}. La amonestación de La Biblia es:” Os ruego, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que habléis todos una misma cosa, y que no haya entre vosotros divisiones; sino que estéis perfectamente unidos en una misma mente y en un mismo parecer “(1 Corintios 1:10). Un voto “Sí” que le dará un derecho individual a las divisiones de ordenar o de no ordenar es un voto “Sí” a la ordenación de mujeres. Esto no va a unir a la iglesia. En cambio esto animará a un pluralismo teológico, a más desunión y a una regionalización de la iglesia mundial.

8. La ordenación es un tema bíblico:

Fue Dios quien apartó a los hombres para un santo oficio al ministerio. Lo hizo en el Antiguo Testamento con Aarón y sus hijos (Éxodo 40: 13-15); Cristo lo hizo en el Nuevo Testamento con sus discípulos (Marcos 3:14), y los Apóstoles lo hicieron con los ancianos (Hechos 14:23). Fue por elección divina que Dios escogió específicamente a Aarón y a sus hijos, los varones y no a Miriam una hembra, para servir como sacerdotes (Éxodo 40: 13-15; 1 Crónicas 23:13.). Esto fue a pesar de la protesta y el pecado de Miriam (Num. 12: 1-9), y de Coré y sus seguidores (Números 16: 1-35). Mira esta presentación más detallada en: Clic aquí para ver

9. El silencio de la Biblia:

Se ha argumentado que siendo que la Biblia no prohíbe explícitamente que las mujeres sean ordenadas, entonces la ordenación de ellas es permitida. El silencio no da licencia. Por el contrario, algunas veces el silencio es el lenguaje más fuerte en contra de una acción o pensamiento. A lo largo de toda la Biblia está la mención constante de que sólo los hombres son sacerdotes, pastores o ancianos. El silencio acerca de las mujeres como pastoras o ancianas es ensordecedor. Dios, al afirmar lo que se supone que suceda, niega lo que no se supone que suceda. Por ejemplo, Dios estableció el sábado como el día de descanso como parte de la historia de la creación. Luego no se menciona más hasta Exodo 16, unos 2600 años después. Los 2.600 años de silencio no endorsa un nuevo día de descanso. Mil cuatrocientos años más tarde Jesús caminó sobre la tierra y guardó el Sábado, sin embargo debido al aparente silencio en el Nuevo Testamento la observancia del Domingo ha sustituido la observancia del sábado. Nadie puede argumentar contra la afirmación de que no hay ninguna declaración en la Biblia que diga, “no santifiques el domingo.” La historia se repite al afirmar que no hay declaración en la Biblia que diga “no ordenen a las mujeres.” Note que los reformadores no pudieron afrontar con éxito este argumento del silencio: “Los reformadores ingleses, mientras renunciaban las doctrinas del romanismo, habían conservado muchas de sus formas. Aunque de esta manera la autoridad y el credo de Roma fueron rechazadas, no pocas de sus costumbres y ceremonias se incorporaron en el culto de la Iglesia de Inglaterra. Se alegó que estas cosas no eran asuntos de conciencia; que a La ordenación de las mujeres – Apremiante Llamamiento de un Líder de la Iglesia www.louistorres.info  5 pesar de que ellas no eran impuestas en la Escritura, y por lo tanto no eran esenciales, sin embargo no siendo todavía prohibidas, no eran intrínsecamente malas. La observancia de ellas tendía a reducir el abismo que separaba las iglesias reformadas de Roma, y se instó que su observancia iba a promover la aceptación de la fe protestante por los romanistas. . . . El principio de la gran apostasía fue buscar suplementar la autoridad de Dios por la autoridad de la iglesia. Roma comenzó ordenando lo que Dios no había prohibido, y ella terminó prohibiendo lo que Él había ordenado explícitamente “. {CS 289-290}

10. No hay mujeres pastores en la Biblia:

No hay registro bíblico de ninguna mujer sacerdotisa, apóstol, pastora o anciana. La única mujer que se acerca más a ser una sacerdotisa en la Biblia es Jezabel, hija del sumo sacerdote de Baal (PK, p 114.), (2 Reyes 9:22; Apocalipsis 2:20).

11. Igualdad:

En lo que respecta a la salvación los hombres y las mujeres son iguales. Cuatro cuartos de Dólar pueden ser iguales en valor a un billete de un dólar, pero los dos no son lo mismo. Ellos tienen diferentes funciones. Igualdad no equivale a ser lo mismo. A pesar de que algunos utilizan el texto “No hay Judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús” (Gálatas 3:28.). Sugerir que Dios eliminó el género, la raza, etc., no está fundamentado en el Nuevo Testamento. El énfasis del texto anterior es la unidad y la igualdad en la fe, no en la uniformidad. Un hombre es todavía un hombre y una mujer es todavía una mujer; un Judío sigue siendo un Judío y un griego sigue siendo un griego.

12. Concesiones por el bien de la paz y de la unidad:

la oración de Cristo por la unidad está basada en las Escrituras (Juan 17: 11-21). En aras de la unidad y la paz el emperador romano Constantino introdujo prácticas mundanas que resultaron en el debilitamiento de la verdad y abrió el camino para la ramera de Apocalipsis. Hacer concesiones no es una base bíblica para la unidad o la paz. Cristo no hizo concesiones en asuntos bíblicos; tampoco debería hacerlo un cristiano genuino. “No podemos comprar la paz y la unidad a costa de la verdad. El conflicto puede ser largo y doloroso, pero a toda costa debemos aferrarnos a la Palabra de Dios “(HS 197).

13. Mezcla de género:

El desagrado de Dios con respecto a la mezcla de género o borrar las diferencias entre los sexos

se esboza claramente en las Escrituras. Ver Lev. 18:22; 20:13, Romanos 1: 26-28, 1 Cor. 6: 9, 1

Tim. 1:10. La falta de diferenciación entre los géneros está abriendo la puerta a que la sociedad

acepte las relaciones matrimoniales del mismo sexo, y haya confusión de género. Incluso los

medios de comunicación secular reconocen esto: “Hasta el momento no ha sido posible que la

tradición cristiana abrace la comunidad LGBT [Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transexuales] sin

La ordenación de las mujeres – Apremiante Llamamiento de un Líder de la Iglesia www.louistorres.info  6

cambiar primero sus puntos de vista acerca de las mujeres. El mismo razonamiento que concluye

que la homosexualidad es pecado también está detrás de la visión tradicional evangélica que los

esposos son los líderes espirituales de los matrimonios y los hombres son los líderes en la iglesia

“(Elizabeth Dias,” Un Cambio de Corazón: Dentro de la Guerra Evangélica sobre el matrimonio

homosexual, “Time, 26 de enero de 2015, p. 47).

14. Control y la falta de Espíritu:

Algunos autores han sugerido por desgracia que las personas que se oponen a la ordenación de las mujeres están tratando de controlar y carecen del Espíritu Santo. Este tipo de ataque personal no está ayudando a la discusión de este asunto y debe ser evitado.

15. Los hombres como ministros ordenados:

La señora White vio únicamente a los hombres como ministros ordenados, sin embargo instó a todos a servir en varios ministerios. “Vosotros sois la luz del mundo.” ¿Es este mandato dirigido exclusivamente a unos pocos hombres que han sido ordenados al ministerio? ¡No! Sino a todo cristiano, joven o viejo, rico o pobre. {12MR 331.3}

16. Juicio:

Algunos escritores ven que la gracia y el amor del carácter de Dios se oponen al enjuiciamiento. Esto no es bíblico. Dios perdonó a Adán y a Eva, pero los puso fuera del jardín (Génesis 3). El juicio de Dios provocó un diluvio (Génesis 6, 7), la destrucción de Sodoma y Gomorra (Génesis 13:10; 19:24), las plagas y destrucción de Egipto (Exo 09:14; 14: 23-28. ), la muerte de Acán (Jos. 7: 24-27) y de Ananías y Safira (Hechos 5), y habrá un juicio final (Apocalipsis 20). Hemos de hacer un juicio entre el bien y el mal, de lo contrario no podríamos saber qué es verdad. Véase Hechos 4:19; 1 Cor. 2:14, 15; 1 Tes. 5:21.

17. Cultura:

¿Por qué la Iglesia primitiva rechazó a las mujeres como ministros, cuando todos a su alrededor, los millones de gentiles, tenían a mujeres sacerdotes? (las vírgenes vestales de Roma, por ejemplo). Por una sencilla razón. Por la Biblia. Ella es clara sobre este asunto. En la Biblia no existe la palabra cultura. Los escritores de la Biblia usaron los términos “tradiciones” y “costumbres” (Mateo 15: 2, 3; 15: 6., Hechos 28:17; Colosenses 2: 8; 1 Pedro 1:18.). El término cultura es una nueva palabra que sugiere que las costumbres y las prácticas humanas son ahora aceptables. Sin embargo, a partir de las propias palabras de Cristo, la pertinencia y la cultura no deben dictar nuestras creencias (Marcos 7: 3-13). Jesús es nuestro amoroso Salvador, nuestro Redentor, nuestro Mediador, en definitiva, Él es todo para nosotros. Él nos aconseja con estas palabras: “Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella. La ordenación de las mujeres – Apremiante Llamamiento de un Líder de la Iglesia www.louistorres.info  7 Porque estrecha es la puerta y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan. Mateo 7: 13-14 NVI “Esforzaos a entrar por la puerta estrecha, porque muchos, os digo, tratarán de entrar y no podrán. Lucas 13:24 NVI ” Mis queridos hermanos y hermanas en Cristo. Estamos ante el precipicio de una crisis. No te equivoques. Este tema es acerca de cómo nosotros, como una denominación, definimos nuestras creencias a medida que avanzamos hacia el futuro. ¿Queremos seguir siendo una iglesia basada en la Biblia, o queremos permitir que la cultura y las ideas modernas dicten nuestras creencias? Una vez que permitamos que la cultura dicte, someteremos a nuestros hijos y nietos a un futuro desconocido y peligroso. ¿Cuánto ha cambiado la cultura en su vida? ¿Cuánto ha cambiado en la mía? Hay cosas que la sociedad acepta hoy que en mi niñez se consideraba una aberración, un crimen, una inmoralidad y un escándalo. Hoy esas mismas cosas son mostradas no sólo como aceptables, sino como deseables en muchos entornos. Mucho ha cambiado, incluso en los últimos cinco años. Esto no es demasiado sorprendente porque, como se nos ha dicho, “Los movimientos finales serán rápidos” (CHS 52). Es mi apremiante llamamiento a todos los delegados para que protejamos a nuestra iglesia de este futuro desconocido y permanezcamos firmes en nuestra postura de usar la Biblia y la Biblia sola como nuestra guía. Por favor, mis hermanos y hermanas, les insto a votar No en el tema de la ordenación de las mujeres, y mantengamos los principios del estudio de la Biblia que nos dieron las grandes verdades que se encuentran en las 28 creencias fundamentales, como el Día de Reposo, el Estado de los Muertos , y el Santuario Celestial. La ordenación de las mujeres – Apremiante Llamamiento de un Líder de la Iglesia www.louistorres.info